Cine: Appaloosa

Publicado: 11/28/2008 de jandrostark en BASURA!!, Cine Internacional, Películas
Etiquetas:

appalossa

Estando en el cine el otro día leí un cartel publicitario que anunciaba “El Mejor Western desde Sin Perdón“. Esa enorme afimación captó mi atención así que, ni corto ni perezoso, miré un poco más el cartel, los actores eran, desde luego, muy buenos (o famosos que mucha gente piensa que es lo mismo) Ed Harris, Jeremy Irons… y la HORRIBLE Reneé Zelweger (si no está bien escrito que la follen perdón).

La idea de una película del oeste con Viggo “Me encanta ir de medieval” Morttensen no era apetitosa (no, no es malo, simplemente me ralla mucho) pero la idea de la Zelweger siendo el blanco de un clarísimo caso de triangulitis amorosa (o eso creía) no me llamaba nada, pero cedí, el otro día pasando por el cine entré a verla.

El resultado… cuestionable cuanto menos, aburrido para mi.

Veamos, el personaje de Ed Harris y Mortensen son dos amigos desde hace años que se conocieron luchando hombro con hombro contra alguna clase de forajido, desde ese momento, mas de 10 años, han vagado juntos de pueblo con problemas en pueblo con problemas, periplo que los lleva a Appaloosa, donde el Sheriff, un viejo conocido de Ed Harris ha sido asesinado por el “malvado” Jeremy Irons.

Aquí hago el primero comentario personal, un western requiere de trama, bueno interesante y malo MUY interesante, ya que es quien tiene realmente el peso de la trama, por citar un ejemplo reciente “El Tren de las 3:10” es un ejemplo de bueno con argumento y malo vistoso. El malo en esta película es un actorazo (en horas bajas pero quien tubo retuvo se dice en mi pueblo), Jeremy Irons, pero su papel queda relegado a un insuso discurso de unos 45 segundos en un juicio y una mierte estúpida al final. Aunque el resto del metraje anda por ahí pululando no tiene mas importancia que un botijo de atrezzo del fondo.

El malvado grupo de pistoleros dirijidos por el malo “fantasma” han perpetrado unos asesinatos y cuando el Sheriff va a por ellos es asesinado, de ahí que Harris llegue al pueblon donde en unos minutos firman un papel que dice que su palabra es ley (se supone que eso le otorga poder sobre todo el pueblo, lo que más tarde no tiene puto sentido, pero vayamos por orden). Tras la pantomima del “papel del poder” nuestros héroes matan a tres hombres y dejan ir a otro en un tiroteo de unos 12 segundos a bocajarro, demostrando que son muy buenos, esa demostración tendrá que valeros por TODA la película, o casi.

Tras esa bravata no hay replica… bueno sí, si llamamos répica de un grupo de forajidos sentarse en un bar a hablar de buenos modos… OMG. Tras eso se retiran con una serie de “insinuaciones” torpes y sin sentido (puede que sea más rápido – puede – lo comprobaremos otro día, pero le juro que lo comprobaremos) y la paz reina en el pueblo, ¡PERO QUE COÑO ES ESTO! Contratan y dan poderes plenipotenciarios a un super sheriff que habla 10 minutos y ya está…

La trama más insulsa del mundo sigue con la llegada al pueblo de Reneé Z., la mujer se supone que es una dama con educación y sin pasado (por que solo se sabe que es viuda y un zorrón, literalmente) que rápidamente seduce a Harris. Esto es de lo que tratará la película de ahí en adelante… de que la Z es un zorrón que se iría con el que tubiera el poder por que tiene miedo de todo (ella misma lo dice) y Harris esta bien con ella por que solo ha logrado estar con putas e indias (el mismo lo dice); Mortenssen por su lado esta con una puta (española, la actriz al menos) y se vé metido en el follón por que su amigo y “jefe” se esta convirtiendo en Frodo on su tesoro.

Tras un hilarante devenir de los acontecimientos el malvado es traicionado, por un chaval que ya desde la escena de la muerte del viejo cherife se venía venir, y juzgado, días depués, donde hay otras dos escenas donde los forajidos son vencidos mediante dialéctica (mala). El juicio se lleva a cabo y el resultado la horca para el malvado (despues del discurso más cutre de la historia… en serio, ni las Ardillas de una serie infantil lo harían tan mal). La sentencia no se lleva a cabo allí mismo, como sería lo lógico ,si no que hay que trasladarlo a una prisión. En el traslado el duro Harris (director para mas INRI de este TRUÑO pésimo resultado) se ve entre la espada y la pared, dos pistoleros, conocidos del curtido agente de la ley, han secuestrado a su novia, así que cede y deja marchar a su presa, siguiendo la mujer con ellos como “incentivo” para su seguridad personal.

La Z. en este momento se luce una vez más con otra interpretacion de ser puta y se tira al jefe de los pistoleros, por que ” es lo que debía hacer”, delante de los morros de Harris y Mortensen que llegaban al rescate junto con los indios apaches que no llegan con las mismas intenciones (escena llena de simbolismo de unos 5 minutos de NO PASAR NADA EN ABSOLUTO, pero muy poético todo). Como los indios han rodeado a los buenos y a los malos (los indios solo son indios) se alían hasta llegar aun pueblo.

La llegada a dicho pueblo (y aparente final de la película, que ya se estaba haciendo larga) la marca la separación de los grupos, dos buenos, dos malos y el “premio” el malo “botijo” metido en la cárcel (se supone, se vé claro que no, más que nada por que le falta guiñar dos veces al ojo al personaje del Sherif de la aldea). Durante el breve período de tiempo que marca la hora del duelo “final”, los dis buenos lavan su ropa y hablan sobre que hacer con la Z. que además de follarse al pistolero lo había intentado con Mortensen, usandolo luego en el preclaro intento de separarlos, solventado con un “No, la que mientes eres tú, mujer”. Conclusión, la Z. es puta pero solo por que es duro ser mujer en el oeste y el no es que la quiera por que no sabe que es eso, por ello es un duro pistolero al servicio de la justicia,  si no que está bien con ella por que es educada, no como las putas de pago y las indias… glorioso todo, pero bueno, te dices a ti mismo que dá igual por que a fin de cuentas serán 4 (o más) contra dos en breves momentos, así que preocuparse por una zorra oligofrénica es lo de menos.

Y llega el momento de ir a matarse. Camino de los corrales destinados a ello los sorprenden (o vamos no puede ser tan fácil) desde la puerta de la prisión 4 hombres armados a diferentes alturas, ahí te dices a ti mismo “bueno ahora se matan todos, como final poético a estre truñazo”, pero no, tras unos segundos de tiros (segundos si, 10 – 20 como mucho) todos están o muertos como los pistoleros malvados y follanovias y su primo el sheriff (si, así es), escapado como el malo “botijo” o heridos como nuestros dos amigos.

Más este no es el final, ni este se trata de una caza al hombre, no. El tiempo pasa (al carajo sin ningún tipo de transición clara) y se vé como en Appaloosa  las cosas siguen como siempre, tranquilas. Harrris sigue con su zorra compañera, Mortensen con Harris y su puta (al menos esta es clara y además es un personaje que no tiene importancia, pero sí, pero no… pero es un puta muy lista), el pueblo con su Sheriff plenipotenciario (al que pueden despedir, WUT?? pero que poder es eso). Pero algo rompe la paz, el huidizo hombre botijo resutla ser amigo del presidente Chester Arthur (recordado por “La Jungla de Cristal 3” y en mi caso por nada más) así que le dan unas caricias y vuelve al pueblo, donde se ha reformado Y LA GENTE SE LO CREÉ, así pelo, llega y en DOS PUTOS días es el más fiestero y el más querido, cuanto antes su mera mención daba pavor a los niños y cagalera a los ancianos… increíble.

Pero claro, ahora el sherif, cojo después del tiroteo “final”, no es necesario así que la Z. ya esta de pianista en el Hotel de malvado, donde como no hacen lo que no se debe hacer si eres fiel… o la película tuviera la lógica de haberle descerrajado un tiro a la mujer esta (mención tiene una escena en que Harris se supone que tiene una malísima mala leche ahostiando a dos pobres desgraciados que no hacían más que beber, por culpa de que la Z. le pone de malas). Pero claro Mortensen que ha sido avisado por su amiga la puta hace guardias y los vé en pleno gozo (se supone en otra escena larguísima en la que no pasa NADA). Tras eso decide hacer lo que debe por su amigo, dejar el pueblo, pero antes queda un último paquete por repartir, la muerte del botijo, que muere como tal en otra escena de “quiero y no puedo”.

Otro punto a parte es la BSO. La música parece sacada de una película de cine negro ambientada en los años 20, salvo un aborto al piano semi clásico semi western… increíble, Harris te has cubierto de gloria mi mas sentido pésam… enhorabuena.

POR CIERTO NO PONGO IMÄGENES; SUFRIR COMO YO HE SUFRIDO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s