Cine: “Superheroes en el cine 1ª Parte”

Publicado: 06/29/2009 de jandrostark en Cómics, Cine
Etiquetas:

Tras mi vuelta a la senda de las series que no sean Babylon 5 (del que realmente me quedan las películas y el Spin Off) he retomado el visionado de una de esas series que realmente no parece ser de mi palo, “Smallville”, a la cual me aficioné de algún modo cuando me encontraba por el hospital perdido y era lo único que parecía decente en la televisión.

Aunque este tema que me he marcado es demasiado extenso para una sola parte (de ahí que la realice en varias) y centraré más en concreto la evolución de tres sagas cinematográficas en sus propio “especial” (a saber, “X Men”, “Superman” y “Batman” incluyendo series) me apetecía tocar este tema con un poco de profudidad, veamos como me sale.

En un plano mucho mas alejado, también hablaré algo de la evolución y el “contacto” entre la industria del cómic y la poderosa maquinaria hollywoodiense.

Superheroes Marvel

Superheroes Marvel

Podría parecer, erróneamente, que el mundo de los cómics y la gran pantalla (o la pequeña) es moderna, nada más lejos de la realidad, ya desde los lejanos años 30, cuando uno de los iconos más importantes de la Ciencia Ficción, Flash Gordon fue serializado.

Desde los años 30 hasta las modernas versiones de Batman o X Men ha pasado una enormidad de evoluciones y cambios, no solo en el propio ámbito de los cómics y series gráficas si no en todos los relacionados con el cine, música, radio o televisión, que nos han llevado a la relación que ahora mismo observamos de total interdependencia entre “artes”.

Para comenzar por algún punto tangible, comenzaremos a establecer una relación formal entre el cómic y el cine. Es bien sabido que todo proceso cinematográfico actualmente comienza con un bosquejo en papel, el denominado “story board”. Aqui observamos un punto importante, el proceso intermedio entre una historia, oral u escrita, y una versión fílmada y en movimiento ante las cámaras pasa por un punto en papel. Dado este punto el camino entre cómic/pantalla o pantalla/cómic es un paso que a simple vista ya parece más natural que libro/pantalla.

Story de un conocido anuncio de una marca de refrescos

Story de un conocido anuncio de una marca de refrescos

A nivel interno el cine y el cómic se parece mucho ya que ambos tratan de contar una historia desde el punto de vista de la imagen, pero se diferencian en un importante punto, que es la utilización intrinseca de la imagen. Un cómic cuenta con un número finito de imágenes estáticas para describir, en conjunción con unas breves líneas de texto, un mundo; el cine por su contra cuenta con algunas bondades más, no solo la imagen es en movimiento, si no que el uso de músicas, juegos de cámara, travellings y planos hacen que los mismos roles se observen de modos muy distintos.

En cuanto a nivel guión, personajes y maneras estilisticas en general, tanto el cine como el cómic han pecado en muchas ocasiones de lo mismo, personajes estereotipados, tramas redundantes… sin embargo este punto tambien los acerca.

Así pues, ¿cuando comenzó la relación?

Pues por datarlo de algún modo, la relación comenzó en los Estados Unidos con la adaptación de historietas de caracter costumbrista o humorístico como por ejemplo Bringing up father (1946), de Edward F. Cline, inspirado en el clásico tebeo de George McManus, publicado en el New York American desde 1913.Otra serie de cómics muy querida por el público americano es Li’l Abner, de Al Capp, publicada desde 1934 hasta 1977. Esta historieta conoce dos versiones cinematográficas, una de 1940, dirigida por Albert S. Rogell, y otra musical, realizada e 1959 por Melvin Frank. Blondie, creado por Chic Young en el verano de 1930,  una primera película, Blondie (1938), de Frank R. Strayer, siguió una larga lista de la que destacan los títulos Blondie brings up baby (1939), Blondie has servant trouble (1940), Blondie goes latin (1941), Blondie for victory (1942) y Blondie goes to college (1942).

Blondie goes to College

Blondie goes to College

Pero la relación del héroe se dejaría desear un poco más, personajes como “El Principe Valiente” (1954), de Henry Hathaway, o “El Capitán América” (1944), dirigida por Elmer Clifton y John English, tuvieron sus adaptaciones, personajes como Flash Gordon, Buck Rogers o Barbarella también, pero se suele poner como incio de la época de los superheroes tras la aparición de la primera versión de “Dick Tracy”(1937), de Alan James y Ray Taylor en el cine, y datar su primer éxito importante con el estreno en 1978 de “Superman” de Richard Donner con el mítico ( y difunto) Christopher Reeve en el papel del Kryptoniano Kal El.

Reeve como su papel más conocido

Reeve como su papel más conocido

Como dije en la presentación, tanto de la saga comenzada con Donner como la posterior de Burton de “Batman” serán tratadas en profundidad en otro momento, pero si cabe decir, como apunte, que el guión de esta obra fue retocado por el mismisimo Mario Puzo, o que sus productores lo lanzaron al mercado con la idea del “espectáculo total” donde la BSO de Williams, la dirección de Donner y lo último en efectos de la época realmente lograron su objetivo.

Sin embargo el éxito de Superman (que daría 3 secuelas entre 1878 y 1987, y otra posterior en 2006) no provocó un inminente éxito del género,a parte de incontables películas de explotation italianas, como El Hombre-puma (L´uomo puma, 1980) no se aprovechó prácticamente el tirón del héroe. Tan solo cabría resaltar la llegada a las pantallas de su prima Supergirl (Supergirl, 1984). Se trata de una película que contaba con un presupuesto más bien bajo pero con actores de la talla de Mia Farrow o Peter O’Toole.

Entre el éxito del “Superman” de Donner y la llegada del murcielago “Batman” de Burton en 1989, siguiente “hit wonder” del género en el cine, surgieron subproductos de dudosa calidad, como la serie de “Wonder Woman” de Lynda Carter, o de “Hulk” interpretada por Lou Ferrigno y Bill Bixby (que contó con algunas películas para TV de parte de la NBC).

Da mas miedo sin el verde

Da mas miedo sin el verde

El camino estaba marcado, pero las incursiones en el cine eran personajes que no lograban “enganachar” del todo a los espectadores, “Superman” era un éxito, pero la gente no lograba caracterizarse en un hombre de acero y de costumbres rectas, ni tampoco en su versión femenina Wonder Woman, (ambas de DC) cosa que cambió con la aparición del tenebroso “Batman” de Burton, recogido tras retoques de Miller del personaje en el 86. La atmosfera, el toque de Burton (no me suele parecer demasiado buena su obra) en una década caracterizada por las angustias existenciales del grunge, no es extraño que tuviera éxito la historia de Bruce Wayne.

De “Batman” y en adelante, bien por la falta de ideas de Hollywood, bien por el acercamiento cultural al cómic existiría una apertura cada vez mayor a “rescatar” personajes, en películas de poco o nulo presupuesto hasta el bombazo definitivo de X Men y Spiderman, pero eso para la segunda parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s