Música: “El Nacimiento del Rock’n’Roll”

Publicado: 01/04/2010 de jandrostark en Uncategorized
Etiquetas:,

Después de estas fiestas navideñas (bastante moviditas en mi caso), va tocando ponerse un poco en marcha y dejar los turrones y los licores guardados para otros momentos, sin embargo, aunque estamos en ese período de nuevos comienzo (o no) de principios de año, en este blog, que siempre gustamos de ir a contracorriente seguiremos con lo mismo.

Y en este caso lo mismo será un repaso en varias partes (con la coincidencia de unos documentales que estoy viendo sobre el género) de la historia del Rock, que creo que muchos de los lectores más “habituales” sabrán que es mi género predilecto hoy en día.

Sin más dilación, feliz año, Diftor Heh Smusma, y todas esas cosas y al trabajo.

Aviso: El contenido de esta entrada esta sacado del documental “7 Ages of Rock”, completado por mi con el uso de contenido de internet, no soy un estudioso, así que si alguien está en desacuerdo, que argumente, y así aprendemos todos.

El 1965 algo pasó, un punto de inflexión que separo el mundo músical en dos partes como si de Moisés con el mar Rojo se tratase, una generación entera, criada con la música blusera de los negros estaba a punto de encontrar su camino músical. Aunque para el que os escribe la música de Bo Didley o de Cochran ya eran rock, si es cierto que todavía estaba bebiendo muy directamente del Soul y Jazz, sin ser todavía un género en si mismo.

Gente como los Rolling Stones, The Who o incluso el propio Bob Dylan le dieron a esta música el empujón necesario, el toque sexual, político, reinvidicativo, arrogante… le dieron en sí la forma del rock que conocemos, y que, si estas leyendo estos “apuntes”, el rock que nos gusta.

A principios de los 60 la música reinante y dominante (no muy lejos de la realidad aún hoy en día) era un pop melódico, suave y dulzón. Chicos que cualquier madre querría para sus hijas, peinados, educados, con chaquetas, cuya musica era aburrida como el playback que hacian en programas como “American Bandstand”, programa presentado por Dirk Clark.

Gente como Paul Anka, Neil Sedaka o muchos otros productos en serie salidos del edificio de los Hermanos Brill (originariamente pensado para oficinas de banca, pero dada la gran depresión, sus 21.000 metros cuadrados se acabaron usando para la música) como Bobby Fin. Productos que USA exportaba al mundo anglosajón y que pronto cansó al otro lado del océano.

Los chicos británicos descubrieron en ese momento la música de las clases bajas, preeminetemente negras, de los Estados Unidos, música surgida directamente de la lucha, y con la que la clase obrera inglesa pronto se vió reflejada. Algo nuevo, clandestino, furioso y vibrante había llegado.

Artistas como John Lee Hooker, Muddy Water, Howlin’ Wolf… figuras míticas de la historia estaban rodeados de misterio, canciones como “Boom Boom “, “How Many More Years” o “Spoonfull” sirvieron como catalizador y aliciente para lo que comenzaría a gestarse. Pero esto tuvo que ser en tierras sajonas, dado que en el interior americano el Blues era una fruta prohibida, problemas de lucha de clases, el conflicto sureño, o el racismo intrinseco de la población americana de los finales 50 y principios de los 60 no afectaban a un público cada vez más sediento de sensaciones.

Otro factor ayudo a la rápida expansión del blues por el Reino Unido, su facilidad, una dominado lo básico rápidamente podías expresas con facilidad y seguridad lo que quisieras. A parte de eso, formalmente, la libertad de improvisación que daba el género abrió las puertas de la innovacion que vendría posteriormente.

Estas influencias nos darían en 1962 el nacimiento de la icónica banda “The Rolling Stones”. Surgida de la unión de dos amantes del blues, Richards, Jagger junto con Brian Jones, y nombre en honor de Muddy Waters (salió de un tema suyo). Sus conciertos iniciales, llenos de covers de sus ídolos fueron compartidos con gente como Brian o Eric Clapton o Ginger Baker. Que aunque tomaron caminos diferentes, sus inicios e influencias estaban claras.

Pronto su nuevo sonido con toques más británicos del Blues americano se convirtió en un éxito, temas como “Around Around”, “Not Fade Away” fueron un auténtico furor, aunque solo se tratase de chicos blancos tocando mala música negra (según dice Ginger Baker), y pronto tocaron con alguno de sus ídolos (como Howlin Wolf).

Cuando el éxito de los Rolling ya era imparable (un cover de Wolf fue el numero uno las listas en el 64) otra banda tomó el relevo en la base, “The Yardbirds”.

Sabedores de que eran chicos blancos de un suburbio inglés y no músicos negros, llegaron a la conclusión de que tenían que explorar su propio sonido. Pero otro elemento esencial se hallaba en este grupo, Eric Clapton. En muy poco tiempo, a lo largo de las pardes de Londres se llego a leer frases tales como “Clapton is God”.

Varios musicos y expertos dicen de Clapton que fue el mejor guitarra de blues de origen inglés, y aunque su expresividad me parece “cartoniana”, no puedo estar en desacuerdo.

Y el tema que cambiaría un poco el rumbo sería “For Your Love”:

La importancia radicaba en que la banda había demostrado que no solo se podia vivir de copiar música, homenajear o más claramente hacer covers. Aunque el fanatismo de Clapton, o la ausencia de compromiso del resto de la banda hicieron que poco más durase, los “Yardbirds” habían dejado su hueco en la historia y la puerta abierta para el avance, avance que rápidamente los Rolling verían claro también, componiendo su primera canción en esa época, “The Las Time”.

El avance compositivo, y la nueva generación que estaba apareciendo, estaba creciendo, haciéndose un lugar y además comenzaban a tener experiencia, no solo como instrumentistas, si no compositiva, lo que pronto les dio alas para asumir ciertos riesgos, añadir componentes explicitos que nunca antes habian sido usados de ese modo, sexo, arrogancia y política.

Había llegado el “Satisfaction”:

Los chicos buenos, peinados y que toda madre quería para sus hijas, ya no eran mas que el sueño de las madres, las chicas querían al Jagger “malo” que miraba con desdén desde el escenario, que no parecía respetar nada… y los discos se vendían a cientos.

Había nacido el la mezcla explosica del R&B y del Blues, estábamos ante el Rock en una esencia clara.

Pero a este mundo recién nacido no solo los Rolling enseñaban el camino, otras bandas estaban ahí, como:

The Kinks

Grupo del guitarra Dave Davis, lleno de poderosas guitarras (para la época, claramente) y con un potente amplificador que llevo a cortar para que sonase mas “rasposo” (según él mismo) trajo nuevos sonidos al emergente rock.

Este sonido traído por los Kinks fue llevado por su productor a otra banda, “The Who”:

Según Roger Daltrey, cantante y fundador de “The Who”, la canción arriba puesta era un intento de homenajear a “The Kinks” e intentar hacer algo similar a ellos.

Arriesgados y novedosos llevaron el R&B, o el rock básico de su época a nuevos cambios. Pete Townshend comenzó a cambiar los compases habituales del blues y a pedir más a su guitarra que lo que se había hecho anteriormente, mezcló ritmos e influencias, y aburrió tanto como encantó haciendo pruebas de acoples, subidas de volumenes en el amplificador y otras teorías.

Y así llegamos el 1965, la generación postbélica era relevada por la generación del Baby Boom. Los jóvenes cambiaban, el arte pop emergía y los grupos que habian surgido los años anteriores estaban creando cada fino elemento que habría de eclosionar en el rock como lo conocemos.

Y en ese momento la musica de “segunda” que había salido por la puerta de atrás de los Estados Unidos, volvió por la de delante en todas esas bandas británicas. Siendo el “My Generation” de los Who el primero aviso de que no se podía parar esto y “The Animals” dió el Coup de Grâce:

Una canción sobre un Burdel en una ciudad negra de Lousianna, “The Animals” se buscaron una buena cantidad de problemas, una banda británica hablando de burdeles americanos, pero la canción revolucionó el blues americano para siempre, sin embargo, la cancion original había llegado a ellos de las manos de un jóven cantautor, Bob Dylan.

Dylan era un chico que tocaba folk, con mucha reinvindicación política, que gracias a las bandas británicas vio un nuevo mundo de posibilidades y el “cover de su cover de una canción clásica” le dictó parte de la senda a seguir, no pudiendo ser más claro tras el tema “Like A Rolling Stone”:

Una vez más el año 65 nos daba otro aviso, la llegada de Dylan al Reino Unido acabaría por siempre con el folk del principio de su carrera.

Dylan mezcló en esa canción, incluso en ese disco (que se dice de los mejores de la historia, aunque eso si me parece un tanto exagerado) estilos dispares con letras profundas y complicadas, canciones largas y “raras”. Por esta aportación se le llama uno de los padres del rock. Como último toque, en su busqueda por reproducir en directo sus nuevos temas, Dylan acudio a “The Band”, algo completamente alejado del sonido folk.

Pero este nuevo sonido de Dylan no fue sencillo, la gente no lo tomó bien, muchos fans se indignaron e insultaron, y de nuevo tuvo una importancia capital, reflejada en una de sus frases:

“Esto es lo que voy a tocar, no me importa si les gusta o no”.

Aunque Dylan se aisló mucho del mundo en el 66 tras un accidente de moto, dejo otro punto abierto, ya no solo el sonido importaba, sino tambien el contenido, no solo la libertad animal y libertina, sino critica social y politica, pero siempre que alguien se cae otro coje su lugar.

En inglaterra Clapton había encontrado el camino creativo que en “The Yardbirds” no, y no venía solo en ese grupo, dos de los mas talentosos músicos de la época anterior venían con él, Ginger Baker y Jack Bruce, lo que fue conocido como uno de los más grandes power trios de la historia, “Cream”.

Sin embargo cuando tres poderosos egos se juntan, la competitividad aparece, lo que inicialmente podría ser destructivo nos dejó otro elemento esencial… los largos y poderosos solos de rock.

Y otro elemento más, drogas y psicodelia. Esta nueva manera de ver el mundo del rock y del arte abrió la mente de un modo total, pero también lanzó al movimiento a un mundo de hedonismo y exceso. Y cuando “Cream” y esete nuevo mundo llegó  a Estados Unidos, encantó, rematado por “The Who” en Monterrey.

Estados Unidos vivia la eclosión del movimiento Hippie, y sus canciones hablaban de paz y amor, mientras que los “Who”, “Rolling”, “Animals” y demás grupos de Rock británico no entendían esos temas, ellos tocaban con agresividad, con “guerra” en sus cuerdas y en sus solos, con competencia y con ego, algo que “The Mamas & the Papas” no podrían entender tampoco.

Y otro elemento más apareció, la performance, el espectaculo no solo musical si no visual completo.

La libertad, el desenfreno y las drogas llegaron a su máximo apojeo en el verano del amor del 67, pero esa mentalidad, ese modo de vida pronto cesaría, y épocas más volátiles, Europa estaba muy convulsa socialmente y los Estados Unidos ya luchaban en Vietman, pero antes dejaría otro momento iconico e histórico, Woodstock.

Y el rock mostro adaptabilidad, todos los cambios y elementos anteriores se vieron unidos en canciones como “Gimme Shelter” o “Sympathy for The Devil” de los Rollings. Pero toda esa convulsión comenzó a pasar factura en otro de los elementos caracteristicos del rock como lo conocemos, los disturbios, como los de Altamonte en California, o la muerte de Brian Jones.

Aunque con Altamonte se perdió el espiritu libre de los 60 definitivamente en contra de mayor control y seguridad, esa decada nos dejo grandes cambios y principios, las edades del rock habían comenzado, pero eso, lo dejamos para otro momento.

P.D: Antes de loqueéis, Hendrix tendrá su lugar en la entrada siguiente, así como otras bandas del Festival del 69 de Woodstock. (Si, Hendrix muere en el 70, pero os prometo que tendrá su lugar merecido )

comentarios
  1. Ukio dice:

    De Hendrix puedo contar yo un par de cosas. Ahora mismo estoy escuchando Can’t explain, de los Who, y la verdad es que se nota que es la época que no me gusta. Menos mal que al dejarse crecer el pelo les crecieron también los huevos.
    En cuanto a The Kinks, hay una versión de You’ve Really Got Me acojonante en la bso del Battlefield Vietnam. Empieza con un solo de guitarra que parece una avalancha. Échale un ojo.

  2. nireiorange dice:

    Hay una versión de Van Halen del tema de los Kinks. xD

    Recuerdo un directo de Dylan en que lo llaman Judas xDDD

  3. el rock n roll,es la abilidad del hombre blanco de tomar las formas y ponerlas a funcionar a todo vapor y las hace funcionar perfectamente,tomo el blus y de ai sacaron mas de 20 generos del rock n roll,la musica no fuera igual si no fuera por los cantantes blancos y especial los grupos de rock, por que si no la musica seria lo mismo,guitarras y lamentos y ya,el rock le da todo el sonido difente de muchos generos y sigue evoluciondo,nunca se estanca……..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s