Opinión: “Como algunos fans empañan el éxito masivo”

Publicado: 10/03/2011 de jandrostark en Libros, Opinión, Series
Etiquetas:,

Saludos, hacía un buen tiempo desde la última vez que alguno de los blogueros más vagos de este lado del río Miño se habían puesto a trabajar, y obviamente, había que solucionarlo, no sé si durante dos entradas o durante doscientas, pero se reactiva este espacio sobre el mundo del ocio y la cultura, por que aunque no lo parezca muchas veces, aquí hay mucha.

El tema que nos trae aquí es cuando alguna de las cosas que, de un modo minoritario o al menos no de un modo masivo, nos encantan y que por su calidad, tiempo en antena, en el mercado o aparición de adaptaciones se vuelven el “boom” del momento, y para contextualizar todo un poco más lo centraré en “Canción de Fuego y Hielo”, de donde  parte de mi nick ha salido.

Hace años un hombre de gran talento comenzó una saga de novelas (el término “novela río” aún no lo he logrado pillar, y eso que he leído unas cuantas), cuando ya iba por su tercer volumen y un buen número de amigos y conocidos llevaban varios meses e incluso algún año recomendándomela, accedí a leerlas, y me encontré maravillado y en mi salsa. Rápidamente leí las tres existentes y nuestras conversaciones sobre “conspiranoias”, teorías sobre ascendencias y caídas, sobre verdaderos destinos y pasados no tenían final.

Tras eso salió el cuarto (en este mismo blog) que devoré, primero en inglés, como pude y luego en castellano para disfrutar de cada capítulo (aunque realmente andaba algo molesto por que habían dividido en dos lo que realmente tendría que ser dicho volumen) y comencé a tener miedo de que el autor George R.R. Martin no llegara a terminar la saga, que se comenzaba a dilatar demasiado y estirar su número inicial previsto.

Sin embargo una noticia llegó para alegrarme, la HBO (en este mismo blog), una de las grandes del cable había decidido arriesgarse y producir, con el propio Martin una serie sobre las novelas, que aunque era consciente que le quitaría tiempo al autor para sus otros cometidos (a mi idea, más importantes a corto plazo) me sonaba a las mil maravillas, tiempo después, el resultado fue magnífico:

Aunque como siempre, muchos de los que leímos los libros y soñamos con ellos, disfrutando sus páginas e imaginando cada rincón de Winterfall/Invernalia (me suena muchísimo mejor en inglés) o King’s Landing/Desembarco del Rey, escuchando a Robert diciendo “Nuestra es la Furia” o a Eddard avisando de la próxima llegada del invierno (como METÁFORA, no solo como hecho puntual climático en la historia) nos chirriaron algunas cosas, como por ejemplo en mi caso el castillo de los Stark, que me sigue pareciendo un poco “cutre” para lo que en los libros y la imaginación lograron que me esperase, en otros asuntos, como el desarollo de personajes, no andar con juegos sobre orientaciones sexuales de según que personajes y algunas pequeñeces más, son cosas en las que no me meto en demasía, por que la verdad, son insignificantes (salvo el caso de Catelyn Stark – Tully, que no la trago en el libro y en la serie la han dulcificado de mal modo).

Es decir una gran serie, y el mundo en el que estamos no siempre la calidad de un producto es éxito asegurado (algo que la HBO sabe bien, con series como Carnivale o DeadWood canceladas), pero los hados sonrieron y la fortuna les llegó, la serie de “Game of Thrones” ha sido un autentico “boom”, acompañada de alguna más como “The Walking Dead” se ha convertido en un fenómeno de masas, y aquí comenzó mi calvario.

Si bien mi nick consta de dos partes el STARK es bien obvio, casi todas mis cuentas en foros, páginas y demás “internets” son con dicho apodo, cuando “Iron Man” de Favreau y Downey Jr. tuvo unas buenas cifras, casi todo el mundo me preguntaba si mi nick tenía algo que ver con Tony Stark (Stark en alemán= Strong en inglés = Fuerte en nuestra lengua) y siempre explicaba con una sonrisa que no, de donde venía y el interés se difuminaba. Recuerdo un caso en concreto, en un juego de rol online multijugador en el que creé un personaje con mi habitual nick y me encontré con una Arya Stark pululando por ahí, y comenzamos a hablar por el chat sobre las novelas mientras subíamos unos niveles, sabíamos que era un gusto minoritario, pero cuando encontrábamos a otro,  merecía la pena la charla.

Pasó el tiempo y con el surgimiento y éxito de la serie, gente de mis redes sociales y más cercanos de mi messenger de windows o Gtalk de Google me abría conversaciones diciendo “Winter is Coming” (a la sazón mi subnick o estados cuando andaba algo “deprimido” o “dramático” durante años), pero claro, aún estaba viendo la serie y no podía hablar con ellos sobre lo que pasaría, muchos detalles se perdían al tener que hacer solo 10 capítulos de un libro denso, con multitud de nombres y familias, de localidades y castillos, de juegos y muertes.

No os confundáis al llegar a este punto, que la serie tenga éxito es FANTÁSTICO, el merchandising que sale es una pasada de bonito y respetuoso con las ilustraciones originales (la jarra de los Stark cae para mi creciente colección casi seguro), que venda hará que las tiradas sea menos pequeñas y aunque las ediciones de Gilgamesh que yo he leído eran muy buenas, saldrán colecciones más bonitas y lujosas (que puede que compré o no, pero será una gozada verlas) pero os reto a una cosa, que busquéis en cualquier librería física, Amazon, FNAC en su página online, o donde queráis el segundo volumen, no el primero, el primero tendréis miles de ejemplares, si no el segundo… ahí es una de las cosas que me dan pena de todo esto.

Mirad que mona ella

Ahora, un buen número de personas que se están leyendo el segundo, no se han leído el primero, por que “no hace falta” y les tengo que decir que sí, sí hace falta, los personajes cambian en cuestión de páginas, las variables que se ven en el libro son muy superiores amas y odias al mismo personaje en cuestión de carillas, pero “no, no hace falta, ya he visto la serie y es muy buena”, pero hay un grupo peor, el de “yo se más que tú de la saga por que me visto todos los documentales de la serie y me leído los dos cómics spin off/precuela” pero no se ha leído un libro de la saga para que la serie “sea más sorprendente” o “para no comparar”.

Así pues una excusa maravillosa para leer una gran saga o novela río, como prefiráis, para disfrutar de un rico universo obviamente más expandido que en una gran ADAPTACIÓN, super cercana sí, muy similar y muy fiel sí, pero no deja de ser una adaptación se ha convertido en el mejor de los casos querer saber más rápido lo que pasa y comprarse el segundo volumen rápido (no os preocupéis, se lo he buscado a mi pareja y la edición que yo quiero no la había ya por ninguna parte ni del segundo ni del tercero, pero a finales de este mes sale una reedición fresquita), una lástima.

Como punto final, un apunte, la saga es “Canción de Hielo y Fuego”/”A Song of Ice and Fire”, no “Juego de Tronos” / “Game of Thrones”, que suena mucho mejor sí, pero casi siempre sabes si se han leído los libros o no por llamar a los volúmenes por su nombre o al total por su verdadera nomenclatura, si hablando del tercer volumen escuchas “sí, estoy con el tercero de “Juego de Tronos” “, ya sabéis que posiblemente no se han leído el primero.

comentarios
  1. Frizork dice:

    Yo no he leído los libros, pero si me pusiera a ello seguro que empezaría por el primero. Si no lo hice fue porque ya antes de que saliera la serie (cuya primera temporada me ha gustado mucho aunque no pueda juzgar si es una buena o mala adaptación) jugué bastante a los juegos de mesa y de cartas, que contienen una cantidad de spoilers tan grande que se me quitaron las ganas. Seguramente por haber tenido esos contactos con “Canción de Hielo y Fuego” no soy de los que llama a la saga “Juego de Tronos”.

    De todas formas se podría escribir un artículo muy similar sobre los fans de cualquier cosa. Siempre lo echan todo a perder. Y te lo digo yo que soy futbolero, y por ello veo las mayores cafradas que puede hacer un fan día tras día…

  2. Ukio Sensei dice:

    Pues que quieres que te diga: Cuando aún iba por el primero o el segundo, lo llamábamos “juego de tronos” porque era más corto y cómodo que “canción de hielo y fuego”. De hecho, ahora abreviamos con “Hielo y fuego”.
    Sin embargo, ese fenómeno fan que describes el el mismo que el de los “ringers”, que eran uberfans del señor de los anillos y no habían leído ni la primera página. Se les reconocía por su muy común pregunta “¿Quién es Glorfindel?”, en alusión a la escena en la que salva a Frodo y lo lleva a Rivendel.

    Por cierto, he oído que pal mes que viene o el siguiente, ya traducen Dance with Dragons, el cual leí en verano, y si bien no es de los mejores, al menos es mejor que Feast for Crows

    • jandrostark dice:

      Y yo muchas veces he dicho “el tercero de Tronos” o similares, pero cuando hablo normalmente lo llamo por el nombre completo en alguna ocasión, o cito el libro adecuado por el título adecuado, y por norma a mi alrededor hacen lo mismo los que ya vienen de viejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s