Juegos: “The Elder Scrolls Online, primeras impresiones de un juego que no compraré.”

Publicado: 03/19/2014 de jandrostark en Juegos, Uncategorized
Etiquetas:, , , , ,

Si habéis puesto a reproducir el vídeo de arriba y un montón de recuerdos os han asaltado de repente, habéis llegado a una entrada que está  hecha desde el cariño a ese recuerdo que os ha evocado, si por el contrario no os suena de nada, puede que esta entrada la encontréis sin sentido y completamente fuera de lugar, dicho esto, a lo que toca:

tesoGamePic4

Hace ya un buen puñado años, allá por 1994, Bethesda Softworks nos ofrecía un juego donde conocíamos por primera vez Tamriel y a los Septims, el “The Elder Scrolls: Arena”, un juego de rol que inicialmente iba a ser sobre gladiadores (supongo que de ahí el Arena, en verdad, no lo sé) y que ofrecía una libertad muy amplia, aunque como viene siendo habitual, inacabado y lleno de errores que dificultaban su juego.

Desde ese lejano ya 1994 (en esta industria son varios siglos) han salido cuatro pergaminos más, en 1996 salió “The Elder Scrolls: Daggerfall”; en 2002 el grandioso “The Elder Scrolls III: Morrowind”, juego con el que comencé yo en esta longeva saga de juegos , que a su vez contó con dos expansiones, “Bloodmoon” y “Tribunal”; posteriormente llegaría “The Elder Scrolls IV: Oblivion”, ya como multiplataforma en 2006, a su vez contó con dos expansiones, “Shivering Isles” y “Knights of the Nine” y en el 2011 el GRANDIOSO “The Elder Scrolls: Skyrim” con sus expansiones “Dawnguard”, “Hearthfire” y “Dragonborn” (ya confirmada que será la última por volcarse la compañía en el juego que nos ocupa).

TES_V_SKYRIM %2812%29

Aunque de nombre hay más juegos que poseen el afijo “The Elder Scrolls” son para plataformas menores como N-Gage, aquel invento de Nokia que poco éxito obtuvo, y algunos para móviles que no contaron con demasiada aceptación.

En cuanto a la historia y nexos entre los juegos, y contrariamente a lo que ocurre, por ejemplo, en el “Final Fantasy”, siempre se guarda una correlación, los elementos y el mundo siempre es el mismo, en momentos y eras diferentes y con un protagonista distinto, aunque siempre con un mismo inicio, siendo un prisionero en alguna prisión que por peripecias de la trama es liberado con la misión de ser el salvador y protagonista de un pergamino antiguo, sin importar procedencia previa o que le acontece después.

Al ser un mundo abierto desde el primer juego, el número de localizaciones es inmenso, ya no solo el imperio de Tamriel, si no el Dominio de Aldmer, Hammerfell, el Estado Argoniano…  así mismo el número de razas, donde podemos encontrar más de doce razas jugables en muchos de los juegos, desde Orsimer (Elfos Orcos, sí, aquí son elfos), Nórdicos o Dunmer (Elfos Oscuros) a Altmer (Altos Elfos) o Imperiales, por citar algunos.

Bien, puestos en situación para los que no conocían nada y recordando lo más básico para que sí, vamos a centrarnos en la beta abierta de “The Elder Scrolls Online” y mis primeras impresiones tras el juego de la misma:

La trama se centra una vez más en el prisionero, esta vez en un reino del Oblivion (hogar de los Daedra), en concreto el de Molag Bal, principe de la Dominación y Esclavitud, donde tras lograr escapar a un alto costo, tendrás que ayudar a un poderoso sabio a encontrar el modo de eliminar las cadenas que aproximan dicho plano al nuestro.

Obviamente, como no podía ser de otro modo nos veremos envueltos en los acontecimientos del mundo de los mortales tras la liberación del reino de “Skyrim” (se ve que esa debe ser la historia oficial posterior), y aquí comienzan las puntualizaciones y algunas cosas que no me gustaron demasiado.

Al haber tres facciones, cada una con tres razas, estamos limitados a jugar en esa facción si queremos usar a la susodicha raza, bueno, hasta aquí me parece más o menos bien, es decir, un nórdico de verdad nunca tracionaría a Skyrim, o sería raro ver a un Bretón peleando al lado del Dominio de Altmer, hay mucha historia subyacente y mucho odio en estas tierras, peeeeero los señores de Bethesda te dan la opción de dejarte unos euros más y al comprar la edición coleccionista podrás disponer de todas las razas en cualquier facción y además solo ellos podrán jugar con los imperiales… comenzamos mal, si un juego de cuota + compra del juego (nada baratas ninguna de las dos, añadiré) te tiene ya estas paridas de ediciones que no te traen algo tan nimio como una montura más bonita o una armadura in game más chula, sobran.

Las facciones son:

          * Pacto de Daggerfall: Desde Roca Alta a Hammerfall, donde podremos usar Bretones, Orsimer y Guardias Rojos, de base el pacto más pacífico (será entre ellos, si están los                                                                      Orsimer, muy pacífico no debería ser).

          * Dominio de Aldmeri: Desde Valenwood a Elsweyr, pasando por Summerset Islands, tierra de los Khajitas, Aldmer y Bosmer (Elfos del Bosque).

          * Pacto de Ebonheart: Donde Skyrim, Ciénaga Negra y Morrowind, antiguos enemigos, se han unido por la supervivencia, donde Dunmer, Nórdicos y Argonianos pueden ser                                                                  elegidos como personajes.

Estas tres facciones simbolizan el León, el Águila y el Dragón:

TES-Online

En el siguiente segmento del análisis dividiré una serie de elementos en dos grupos, lo que me ha gustado y lo que no, comenzando por lo que sí me ha gustado, y tras ello os resumiré por que no creo que lo adquiera a no ser que haya cambios sustanciosos en el futuro:

¿QUE ME HA GUSTADO?

El sistema, sin duda alguna respeta a su más directo antecesor, rápido, sencillo, intuitivo y muy agradable en el juego, con el modo de subida de habilidades por uso y elección de skills de casi cualquier tipo que permite modos distintos de juegos aunque coincidan razas y clases (sí, en este hay clases de base, no solo por lo que decidas en ese momento o como te guste jugar, pero no estaba mal planteado).

Otra cosa que me ha gustado es que si quieres jugar solo puedes, salvo algunas cosas claro, pero si te apetece una tarde de exploración y detenerte a mirar las estatuas o los elementos diseminados por los mapas, date el gusto, podrás con los enemigos o en todo caso tendrás que subir un poco más, otro tema son las dungeons, que heredando el sistema de instances del WoW te obliga a hacer party con otros jugadores, marcandote el número mínimo de los mismos.

La ambientación y el trabajo de arte (no confundir con gráficos) son magníficos, aunque tendiendo todos los juegos anteriores era poco más que aprovechar lo ya creado, aún así lo respeta, usa los elementos de antaño, y le queda bien, pero reitero, no confundir con gráficos.

El crafting, los sistemas de jobs y la apertura de cerraduras, que vuelve al sistema de Oblivion y antecesores, son cosas que me han gustado mucho en general, aunque necesitaría más tiempo de juego que una mera beta para poder testearlo en condiciones.

¿QUE NO ME HA GUSTADO?

Los gráficos son bastante pobres para lo que pide, en comparación con otros MMORPG modernos como el “Final Fantasy A Realm Reborn” quedan un poco escasos, y los trucos para mejorarlos logran poner mucha distancia visual con otros antecesores, aún así no son malos, solo esperaba un poco más en este aspecto tan importante para muchos jugadores en la actualidad.

En este vídeo os pongo la calidad más alta de todas (mi máquina no lo mueve, no tengo gráfica suficiente) y aunque no son malos, les falta algo, y no es arte, eso seguro:

La historia, así como la jugabilidad es increíble y el sistema de HUD y juego, magníficos, la inmersión queda a medio camino por culpa de unas quest super repetitivas y un “main scenario” bastante exiguo (hasta donde llegué, claro).

El precio, aunque no es un elemento in game propiamente dicho, el hecho de que el juego sean 50 € + 13 € al mes en cuotas y si no quieres estar limitado 80€ (coleccionista digital) o 100€ (coleccionista física) + 13€ al mes, le sacan muchas ganas a este jugador, me parece una cuota excesivamente alta para un juego que en fase beta hacía aguas por todas partes, NPC que se colgaban, quest que no podías terminar, bugs… es decir un producto inacabado, que sin cuotas podría ser, pero ahora mismo y tal y como está en esta fase y a tan poco de su salida, me temo que no merece ese gasto.

EN RESUMEN:

Como os decía, no es un mal juego, tiene muchísimo potencial y seguro que si no fuera online y con cuotas lo jugaría con calma, peeeeero es un online inacabado, bastante lento y aburrido (aunque fácil y de rápida subida de niveles) y excesivamente caro, no quiero decir que no vaya a perdurar, pero creo que este si sería carne de micropagos y compra de juego, al menos en el nivel en el que está, aunque habláis con alguien que no le entusiasma la idea de seguir pagando por un juego ya adquirido para poder jugarlo, así que en ese aspecto no soy objetivo.

Por ahora, seguiré con el magnífico “Skyrim” en espera de ver si pulen este.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s